Este sitio usa cookies, propias y de terceros. Si se continúa con nosotros entendemos que se acepta el uso de cookies. Aceptar Más información

Kia Motors introduce la división DRiVE WISE para las tecnologías de conducción autónoma

Tema en 'Mundo Kia' iniciado por Admin, 5 Mar 2016.

Etiquetas:
  1. Admin

    Admin
    Administrador
    Miembro del equipo

    Kia Motors ha lanzado la marca DRiVE WISE para abarcar sus futuros sistemas avanzados de asistencia a la conducción (Advanced Driver Assistance Systems ADAS). DRiVE WISE encarna la filosofía de Kia para conseguir vehículos seguros mediante sus futuras tecnologías ADAS. Kia ha anunciado recientemente sus planes para fabricar coches parcialmente autónomos en 2020 y tiene como objetivo lanzar al mercado un vehículo totalmente autónomo en 2030.

    Actualmente en desarrollo, las innovadoras tecnologías DRiVE WISE de Kia se mostrarán en el Salón de Ginebra 2016, donde los visitantes podrán ver los futuros dispositivos de asistencia y conducción autónoma que se están desarrollando Concebido para mejorar la seguridad de todos los que se desplacen por carretera, DRiVE WISE permitirá que Kia introduzca sistemas inteligentes de seguridad en su futura gama de modelos. Esto ayudará a eliminar posibles daños y la tarea de conducir, aburrida para muchos, además de cambiar la forma en la que el usuario interactúa con el vehículo.

    Kia-Soul-EV-Autonomous-Vehicle_Traffic-Jam-Assistlow.jpg

    Kia anticipa tecnologías DRiVE WISE en Ginebra

    El estand de Kia en el Salón de Ginebra ilustra la progresión de sus tecnologías de conducción autónoma, desde las que están ya disponibles en modelos actuales hasta los avanzados dispositivos que se van a desarrollar durante los próximos 15 años bajo la marca DRiVE WISE. La exposición de Kia da a los visitantes la oportunidad de experimentar una serie de tecnologías y conceptos de la próxima generación mediante presentaciones interactivas.

    Tae-Won Lim, Vicepresidente Senior en el Central Advanced Research and Engineering Institute de Hyundai Motor Group, ha comentado, “Kia está llevando a cabo un proceso gradual y muy prometedor para introducir tecnologías de conducción autónoma parcial y total en sus vehículos. Aunque los primeros automóviles totalmente autónomos de Kia no estarán en el mercado en un futuro próximo, el trabajo actual de nuestros equipos de I+D en el desarrollo de nuestra gama de tecnologías DRiVE WISE ya está mejorando la seguridad en carretera y la asistencia al conductor. Las innovaciones que presentamos este año en el Salón demuestran la dirección hacia el futuro que estamos tomando.”

    Tecnologías DRiVE WISE para mejorar la seguridad en carretera

    En 2020, Kia espera introducir su coche parcialmente autónomo con las tecnologías DRiVE WISE, desarrollado a partir de la actual generación de dispositivos de asistencia al conductor.

    Las tecnologías más avanzadas que Kia está desarrollando proporcionan al conductor mayores niveles de asistencia, anticipando y reaccionando a los riesgos y los cambios en las condiciones de la carretera para mejorar la seguridad de todos los usuarios de la vía. Ayudando a eliminar muchos de los peligros inherentes a la conducción, situaciones tensas o molestas en las congestionadas carreteras de hoy, DRiVE WISE permitirá a los conductores centrarse más en los placeres de la conducción.

    Las futuras tecnologías DRiVE WISE de Kia incluyen conducción autónoma en autopista, conducción autónoma en ciudad, seguimiento del vehículo precedente, sistema de parada de emergencia, asistente en atascos y la nueva función automática para aparcar:
    • La conducción autónoma en autopista (Highway Autonomous Driving HAD) emplea una combinación de sistemas de detección por radar y cámaras para reconocer las líneas de la carretera y. sin intervención del conductor, mantener al coche en su carril, cambiarse a otro para adelantar o tomar una desviación.
    • La conducción autónoma en ciudad (Urban Autonomous Driving UAD) utiliza el GPS y sensores para identificar la posición del coche sobre la calle, de forma que puede transitar por zonas congestionadas en ciudad y responder a las actualizaciones sobre el tráfico.
    • El seguimiento del vehículo precedente (Preceding Vehicle Following PVF) es una versión mejorada del sistema de mantenimiento del carril que controla al vehículo que circula por delante y hace que el coche calcule su propia trayectoria con relación a él, a una distancia segura, si las líneas de la carretera se vuelven irreconocibles por las condiciones meteorológicas o de la carretera.
    • El sistema de parada de emergencia (Emergency Stop System ESS) funciona coordinadamente con la monitorización del estado del conductor (Driver Status Monitoring DSM) de Kia. Analiza la cara del conductor, para asegurar que no aparta la atención de la carretera por un periodo demasiado largo. Si detecta que los ojos del conductor se apartan de la carretera demasiado tiempo, el ESS puede dirigir al coche hacia un lugar apropiado en el arcén hasta pararlo.
    • El asistente en atascos (Traffic Jam Assist TJA) controla al vehículo precedente en condiciones de tráfico congestionado, mantiene una distancia segura con relación a él, y se mueve en el espacio apropiado para ir avanzando.
    • El asistente para aparcamiento automático (Autonomous Valet Parking) permite que el conductor salga del coche y deje que aparque por sí mismo, si activa esta función mediante el mando a distancia.
    Las tecnologías DRiVE WISE están diseñadas para hacer la conducción más segura y fácil a los clientes de Kia, al identificar riesgos tan pronto como es posible para que el conductor, o el coche, realice las acciones oportunas.

    Interacción con el vehículo de nueva generación

    Las tecnologías DRiVE WISE también facilitarán la comunicación y la interacción entre el conductor y el vehículo, con nuevas funciones en la interfaz hombre-máquina (Human Machine Interface HMI), como control por gestos, sensores de huellas dactilares y conectividad con dispositivos inteligentes.

    La futura generación HMI de Kia está basada en el concepto de “control ciego”, con un una superficie de contacto para los dedos y reconocimiento de gestos que se pueden usar para manejar los controles del coche. En el arranque, se puede reconocer automáticamente al conductor por la huella dactilar o el sistema de vigilancia. El coche inmediatamente podrá adaptarse a las preferencias en la climatización del habitáculo, la música preferida, el control de la temperatura y el tipo de información que se muestra en la instrumentación.

    El HMI puede reconocer los gestos del conductor cuando quiera cambiar algún ajuste en el habitáculo, sin apartar los ojos de la carretera.

    Autorización para pruebas del DRiVE WISE de Kia en carreteras de Nevada

    La inversión preliminar de Kia –2.000 millones de dólares en 2018– permitirá a la compañía desarrollar rápidamente las tecnologías DRiVE WISE. El estado de Nevada (USA) recientemente ha proporcionado a Kia un permiso especial para probar sus nuevas tecnologías en carretera abierta. El eléctrico Soul EV de Kia, primer eléctrico de la compañía en el mercado mundial, es el banco de pruebas para la futura generación de tecnologías DRiVE WISE, al circular por las carreteras cercanas al Valle de la Muerte.

    Coches completamente automáticos en el mercado, dentro de 15 años

    La clave para la creación de las futuras tecnologías DRiVE WISE de Kia es el desarrollo de los sistemas de comunicación entre el vehículo y todo lo demás (V2X). Para que Kia avance significativamente en sus dispositivos ADAS y tener en el mercado, en 2030, un verdadero coche que conduce por sí mismo, los sistemas V2X tienen que estar completamente integrados en los entornos de conducción cotidianos y ser capaces de reaccionar como lo hace un humano.

    Los dispositivos V2X utilizan una serie de sensores, radar de detección de formas y distancias LiDAR (Light Detection And Ranging radar) y cámaras externas para percibir el entorno y los obstáculos relevantes, como lo hace un conductor humano. El sistema utiliza también tecnologías de comunicación de vehículo a vehículo (V2V) y de vehículo a infraestructuras (V2I), lo que hace posible que el coche reconozca, evalúe y controle cada situación de conducción, obstáculo o riesgo.


    Fuente: Kia
     

Compartir esta página